sábado, marzo 19, 2011

Ninteen eighty-four (1984), George Orwell.


"He took a twenty-five cent piece out of his pocket. There, too, in tiny clear lettering, the same slogans were inscribed, and on the other face of the coin the head of Big Brother. Even from the coin the eyes pursued you. On coins, on stamps, on the covers of books, on banners, on posters, and on the wrappings of a cigarette packet- everywhere. Always the eyes watching you and the voice enveloping you. Asleep or awake, working or eating, indoors or out of doors, in the bath or in bed - no escape. Nothing was your own except the few cubic centimeters inside your skull."

Es un fragmento de Ninteen eighty-four de Orwell escrita en 1949. Una novela escalofriante. Gran Hermano controla todo. Cada hogar, cada calle, cada habitación cuenta con una pantalla a través de la que todo es observado. Todo y todos. Nadie escapa a la vista de Gran Hermano. Cualquier gesto que haga pensar que se está en desacuerdo con la política del Partido te lleva a un destino incierto. Nadie habla, nadie piensa. Incluso los pensamientos pueden manifestarse exteriormente. El amor está prohibido. Libertad es esclavitud, la guerra es paz. Pero Winston Smith piensa. Y encuentra a una mujer que también piensa. Ambos se rebelan. No hacia fuera sino con su pensamiento y sentimientos. Son la resistencia, son libres. Hasta que son descubiertos. La parte tras la detención es asfixiante y provoca una gran ansiedad. Gran Hermano no elimina a los rebeldes, les convierte en fervientes amantes y seguidores del Partido. Una lucha contra la libertad interior.

"I don't mean confessing. Confession is not betrayal. What you or do doesn't matter: only feelings matter. If they could make me stop loving you - that would be the real betrayal.'
She thought it over. 'They can't do that.' she said finally. ' It's the one thing they can't do. They can make you say anything - anything- but they can't make you believe it. They can't get inside you."

5 comentarios:

Baarry dijo...

Pero al final sí que consiguen introducirse dentro de él... No hay más que ver las últimas frases. Lo que me da miedo es que en algunos aspectos, nuestra sociedad se parece a la descrita por Orwell.

Dolores dijo...

Me han dado muchas ganas de leerlo... A ver si toca este verano.

María Del Rincón dijo...

Es un libro muy duro, da mucho miedo. Da miedo cómo consiguen manipular la conciencia de las personas, su forma de pensar... Se ve cómo la libertad no es solo algo externo.

Baarry dijo...

No, la libertad es algo fundamentalmente interno... aunque la libertad externa ayuda bastante...

Chechinho dijo...

Igual que ahora pero más explícito.

Éste y Un mundo feliz, imprescindibles para entender nuestra realidad y nuestro futuro.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...